Consejos para encontrar tus ganas de estudiar

ganas de estudiar

Consejos para encontrar tus ganas de estudiar

Este año estás orgulloso/a de ti. Has asistido a todas las clases, has pasado a limpio los apuntes diariamente y te has «grabado a fuego» tu objetivo: aprobar el examen. El escritorio está despejado y la luz es la correcta, así que te sientas y empiezas a buscar tus ganas de estudiar.

Sin embargo, notas que algo falla, que algo no va bien. No consigues concentrarte. Repites una y otra vez ese párrafo que te parece tan complicado, pero cuando llegas al final no consigues acordarte del principio. ¿Dónde están mis ganas de estudiar?, ¿por qué no me concentro? Y al intentar resolver estas preguntas te puedes pasar el resto de la tarde buscando las ganas de estudiar.

Tus ganas de estudiar pueden aumentar si aplicas el método correcto

Si te sientes identificado, no te preocupes: tenemos una buena noticia. El problema no eres tú, el problema es el método y las técnicas que utilizas para estudiar. A continuación, vamos a facilitarte una serie de soluciones muy fáciles de aplicar y que te ayudarán a encontrar tus ganas de estudiar.

  1. Olvídate de apuntes lineales y aburridos: El sistema tradicional que la mayoría de nosotros utilizamos para tomar apuntes o hacer resúmenes nos lleva a eclipsar los conceptos importantes con palabras poco relevantes. De esta forma, acabamos perdiéndonos en una maraña de palabras y no podemos asociar los conceptos e ideas más importantes.
  2. Planifica tu jornada de estudio: Es muy importante que todas las semanas invirtamos entre 30 y 45 minutos de nuestro tiempo en planificar nuestro estudio semanal. Es fundamental que nuestra «jornada tipo» divida nuestra jornada de estudio en intervalos de estudio cortos pero muy intensos. Cada 30 minutos puedes hacer un descanso de entre 5 y 10 minutos para levantarte, beber agua y reponer fuerzas para comenzar con fuerzas el siguiente periodo de estudio. De esta forma, aprovecharás al máximo tu tiempo y tendrás más ganas de estudiar.
  3. Evita distracciones: Apaga el móvil, la tablet o el smartwatch. Mantente alejado, por supuesto, de las redes sociales y de cualquier elemento que pueda llamar tu atención y distraerte. Este consejo parece obvio, sin embargo, es el que más nos cuesta cumplir. ¿A que si estás pendiente del móvil mientras ves una película no te enteras de la mitad de las cosas? Pues eso mismo ocurre cuando estudias, que acabas perdiendo el hilo argumental y, por consiguiente, las ganas de estudiar.
  4. ¡Deja de repetir como un loro! Habrás notado que cuando repites la lección una y otra vez acabas aburriéndote y perdiendo la concentración, como consecuencia del más que comprensible rechazo del cerebro a sentirse maltratado. Es el momento de perder tus miedos y aprender nuevos sistemas de estudio. 

Tener ganas de estudiar depende de muchas cosas, por ejemplo, la materia a la que nos tengamos que dedicar. Sin embargo, si haces todo lo que está en tu mano por conseguir la concentración que necesitas, tus resultados serán muy positivos, con lo que tus ganas de estudiar aumentarán considerablemente. No olvides que, si necesitas ayuda y ver el estudio de una forma diferente, nuestras técnicas te ayudarán a estar más cerca que nunca del 10.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies