La importancia de las emociones según la película Inside Out

Emociones

La importancia de las emociones según la película Inside Out

Estamos seguros de que has visto la película de animación Inside Out, la película en la que las emociones son los protagonistas, o de que al menos habrás oído hablar de ella. A simple vista, da la sensación de ser una película más, diseñada para entretener a los niños.

Sin embargo, el argumento de la película es mucho más complejo y profundo de lo que puede parecer. Es más, ha sido objeto de análisis por numerosos profesionales de la psicología, ya que se trata de una película que no solo nos explica a través de imágenes cuáles son nuestras emociones básicas, sino que nos ayuda a entenderlas y lidiar con ellas.

Las emociones: los protagonistas de Inside Out

Por eso, desde Memoriza Policía queremos darte algunas claves para que la próxima vez que veas la película, o el día que decidas verla, puedas hacerlo teniendo otra visión.

Existen varias investigaciones psicológicas que han determinado que las emociones básicas son 6: alegría, tristeza, miedo, asco, ira y sorpresa.

  • Alegría: es la emoción encargada de recordar conductas que son buenas para ti y repetirlas.
  • Asco: su función es evitar que hagas cosas que te puedan sentar mal.
  • Miedo: se encarga de marcar el límite entre la seguridad y el peligro. No obstante, hay que ser cautelosos, ya que el miedo actúa ante peligros reales, pero también ante peligros imaginarios.
  • Ira: funciona como un defensor de la integridad y la coherencia.
  • Tristeza: es la emoción que permite que te dediques tiempo y medites sobre los pasos que tienes que dar para seguir creciendo y evolucionando.

La sorpresa no aparece reflejada en la película, ya que su única función es llamar la atención para dar paso al resto de emociones.

Sin embargo, la película no se centra únicamente en las emociones. También resuelve, a través de imágenes, otros procesos complejos, como la creación de recuerdos, el pensamiento abstracto o la memoria a largo plazo. Estas cuestiones son especialmente importantes si te encuentras actualmente estudiando. Para optimizar tus resultados, es imprescindible utilizar un buen método de estudio y memorización que te ayude a explotar al máximo estas herramientas que tu cerebro pone a tu alcance.

Por último, te dejamos unas conclusiones para que reflexiones sobre ellas:

  • Las emociones no son ni buenas ni malas por sí mismas. Tienes que aprender a aceptarlas.
  • Las emociones solo se pueden explicar por la interpretación que tú haces de las situaciones.
  • Las emociones son lo primero que experimentamos. ¡Aprende a confiar en ellas!
  • Puedes cambiar tu conducta si aprendes a aceptar y controlar tus emociones.
0 comentarios

Escribe tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies